Historias Metro

Theme picker

Junto a Estefanía hasta en sus quince 

La vida de Estefanía Torres siempre ha estado ligada a la nuestra, pues nació el mismo día que inició nuestra operación comercial y hemos estado juntos en momentos importantes de la vida.

Hace una década, cuando celebramos 15 años, hicimos una fiesta para 15 jovencitas que nacieron el mismo día del inició nuestra operación comercial. Una de ellas fue Estefanía Torres, quien hoy, próxima a cumplir sus 25, sigue unida a nosotros: cada mañana viaja en tren de Madera a San Antonio y viceversa para ir o regresar del trabajo. 

Estefanía recién nacida

Pero nuestro vínculo con Estefanía y su familia empezó muchos años antes, cuando vivían en el barrio Popular #1 y eran usuarios de la línea A del Metro, al que accedían por la estación Acevedo. Este se afianzó cuando ella tenía nueve años e inauguramos la línea K (Acevedo - Santo Domingo), pues la estación Popular quedó a sólo 10 minutos de su antigua casa. "Cuando tuvimos el Metrocable, todo fue mejor", dice. 

Estefanía nació a las 3:30 a.m. del 30 de noviembre de 1995 en el Hospital General de Medellín. Ese día, recuerda Grisel Torres, su mamá, “fue cosa de locos (…), porque llegamos al Hospital San Vicente, me revisaron y me dijeron que no podían atenderme porque había muchas mujeres embarazadas. Entonces arrancamos para el Hospital General y a la media hora de estar allá nació la niña”. 

"Mi niñez fue espectacular, lo más mágico de mi vida. Estuve rodeada siempre de mi mamá, hermanos, tíos, abuelos. Fui una niña muy querida", recuerda por su parte Estefanía, quien estudió su primaria y bachillerato en la Institución Educativa Fe y Alegría Santo Domingo Savio, donde no faltaron apodos que relacionaban su fecha de nacimiento con la nuestra, como ‘Estefanía Metro’ y ‘La hija del Metro’. 

Estefanía sonriente

Fiesta de 15

Grisel Torres siempre ha sido usuaria de la red Metro. Y fue precisamente hace 10 años, en uno de sus viajes al trabajo, cuando vio un afiche en el que el Metro convocaba a niñas que cumplieran 15 años en noviembre de 2010, para una fiesta de celebración. Ese día su hija Estefanía cumplía esa edad. “Mi mamá llegó, me dijo que había que presentar el documento y yo no quería porque me daba pánico; pero muy animada me dijo que lo hiciera que ella me daba el vestido”.  

A la primera reunión llegaron unas 35 niñas. Allí les explicaron la dinámica de la celebración e hicieron un recorrido en tren de Niquía a Caribe. Hubo fotos y, al final, escogieron a 15, las que nacieron el mismo día del inicio de la operación comercial. Luego programaron más fotos y salieron en la portada del periódico Q’hubo. Hasta que llegó el día esperado. 

Para la ocasión, cuenta Estefanía, “mi mamá me regaló un vestido color rosado, mi tía Viviana me peinó, y como podíamos llevar tres acompañantes fui con ellas y con el tío Alex”. La celebración fue a las 3:00 p.m. en la estación Niquía, donde se dispusieron mesas, hubo sentidas dedicatorias, buena música, comida y torta, dinámicas grupales y un músico que interpretó las 15 primaveras. De regalo recibió un secador que resultó tan fino, “que todavía lo tengo y me sirve”.

“Recuerdo con mucho cariño ese día porque era algo que no esperaba. Algo que no hacía mi familia (aunque por supuesto luego hubo celebración familiar), sino alguien más, una compañía que uno admira y que ha estado ahí siempre”, rememora Estefanía, quien después de la celebración continuó con sus estudios hasta que se graduó en 2013.  

Luego de terminar el colegio, Estefanía estudió operaciones comerciales, hizo sus prácticas y hoy trabaja en un almacén del centro. Desde hace dos años y medio ella y su familia decidieron darse un nuevo aire y se fueron vivir cerca de la estación Madera, que les sirve a todos para desplazarse a sus trabajos: a su mamá y hermano mayor a sus trabajos y a su hermana menor -que acaba de cumplir 15 años- a Itagüí, donde estudia. 

Con motivo de nuestros 25 años, Estefanía quiso regalarnos este mensaje: “Me siento orgullosa porque he tenido la oportunidad de compartir todos los días con el Metro, por todo lo que han logrado, porque no es solo un Metro, es Metroplús, es metrocable, es tranvía. Todas las líneas de un sistema que siempre nos ha conectado con familiares y amigos de toda la ciudad. Gracias por eso”.