Plan Maestro

Theme picker

Así nos soñamos la ciudad – región

La historia del Plan Rector de Expansión se remonta a 1999 cuando la Empresa construyó su primer Plan Maestro de Expansión del Sistema, basado en varios elementos: los Planes de Ordenamiento Territorial (POT) de los municipios, las variables socioeconómicas de la población y las tendencias de crecimiento urbano de la época, así como las proyectadas.

El concepto de expansión no se refiere únicamente a la proyección de extensión de la red del Sistema Metro, pues un sistema de movilidad también está llamado a considerar otras variables como el mejoramiento del espacio público en el área de influencia, la accesibilidad y los impactos ambientales.

El plan incluye elementos como: gestión e inclusión social, integración de los territorios, seguridad vial, movilidad urbana y sostenibilidad ambiental y financiera.

El Plan fue actualizado como resultado de un proceso de revisión y análisis en el que se consideró el Plan Bio 2030, emitido por el Área Metropolitana en 2011, para entregar directrices de ordenamiento territorial y servir de referente para los futuros POT municipales.

El desafío más grande para la revisión y actualización PRE fue prever las futuras demandas de los ejercicios de planificación local y regional, con base en el ideal de metrópoli que propone el Plan Bio 2030, en el que la articulación entre el uso de suelos y un sistema masivo de transporte que dé soporte a dicho uso será fundamental.

Para la definición de corredores de movilidad urbana, la Empresa identifica las zonas críticas que aún no están cubiertas por el Sistema Metro y en las que, de acuerdo con algunos criterios como la demanda actual y futura, la concentración potencial de viajes, el impacto predial, entre otros factores, podrían instalarse corredores idóneos para ampliar la red y la cobertura del Sistema.

Con este panorama, el Metro de Medellín emprendió la revisión y ajuste del PRE en 2016. El objetivo era orientar la definición de diferentes alternativas de corredores y su integración con la estructura actual del Sistema Metro, ambiente, paisaje y espacio público, y otros sistemas de movilidad humana. El alcance de este ejercicio se focalizó en 16 corredores y fue desarrollado en alianza con el Centro de Estudios Urbanos y Ambientales de la Universidad EAFIT (Urbam).

Posteriormente, la revisión avanzó con la validación de 12 Líneas de Deseo, esto comprendió la evaluación de disponibilidad espacial y tratamientos urbanísticos y usos definidos en el POT, para determinar por dónde debían trazarse estos corredores en aras de garantizar aspectos como el crecimiento urbano, los predios de oportunidad y el mínimo impacto posible en la estructura ecológica principal de la zona.

El resultado de esta revisión fue la caracterización de 12 futuros corredores de movilidad que tienen en cuenta las dinámicas socioeconómicas, el espacio público y paisaje, y las oportunidades y restricciones de intervención en los territorios que componen el área de influencia.

Conoce aquí los corredores.